1. inicio
  2. abrir ahora
  3. cuenta privada
  4. tarjetas bancarias
  5. invirtiendo
  6. compañías offshore
  7. fideicomisos
  8. faq

Aplique Ahora

 

 

Contacto

Llamenos
Email
LiveZilla Live Help
 

 

 

Secreto Bancario

 

El Secreto Bancario, también conocido como Secreto Financiero o Secreto de Actividades Bancarias, se encuentra en la legislación que prohíbe la divulgación de información sobre la cuenta de un cliente que habitualmente se hace cumplir a través de multa o prisión.

 

Aunque muchos países tienen leyes sobre el secreto bancario, su aplicación solamente es efectiva en algunos países. Muchos gobiernos con altos impuestos y algunas organizaciones no gubernamentales buscan erradicar el secreto bancario ya que lo ven como un instrumento que puede fomentar el crimen organizado o la evasión de impuestos.

 

Mientras que unos pocos criminales utilizaron y continúan utilizando el secreto bancario para protegerse, la mayoría de las personas cuentan con razones perfectamente legales y justificables para mantener la privacidad de sus negocios financieros. En algunos países, una buena situación financiera puede ser motivo suficiente para la aplicación de leyes sin sentido; al contar con una base segura, usted tendrá la garantía de que sus activos estarán protegidos de demandas fraudulentas o excesivas.

 

Existen inversores que viven en países cuyos gobiernos son política o económicamente inestables y que desean guardar parte de su riqueza en cuentas offshore no rastreables, a los efectos de protegerse de cambios dramáticos de la legislación, o de amenazas del crimen organizado.

 

El riguroso secreto bancario se encuentra normalmente en paraísos fiscales (como, por ejemplo, Suiza, Panamá, o las islas Caimán), pero en la medida en que algunas jurisdicciones son presionadas para cambiar su legislación y otras surgen en su lugar, la lista de países que realmente hacen cumplir el secreto bancario evoluciona constantemente.

 

El Secreto Bancario y El Lavado de Dinero

 

Debido a la capa de protección que el secreto bancario proporciona a las operaciones de lavado de dinero, la legislación de secreto bancario en la mayoría de los países contiene excepciones que obligan a los bancos a informar sobre actividades financieras sospechosas. El resultado es que, a nivel mundial, en casi todos los países el secreto bancario puede ser levantado en base a sospechas de actividad terrorista, contrabando de drogas, o lavado de dinero. La diferencia entre distintas jurisdicciones está en cuánta evidencia se requiere para revelar información.

 

Ley norteamericana del 1970 sobre el Secreto Bancario

 

A pesar de sus excelentes servicios, las Islas Caimán y su banca offshore cuentan con un dudoso secreto bancario, y los titulares de cuentas individuales, especialmente de los Estados Unidos, del Reino Unido y de la Unión Europea, no pueden estar un 100% seguros de su privacidad.

 

Por ejemplo, las leyes norteamericanas exigen que los bancos y otras instituciones financieras mantengan registros sobre compras en efectivo de instrumentos negociables e informes sobre transacciones en efectivo que superen los USD 10.000; además, deben reportar actividades sospechosas que podrían estar relacionadas con el lavado de dinero, la evasión fiscal, el terrorismo u otra actividad criminal. También conocida como Ley de Suministro de Datos de Transacciones Extranjeras y Divisas, esta ley ha sido fortalecida por la Ley Internacional del 2001 Contra el Lavado de Dinero y el Financiamiento del Terrorismo (Parte de la Ley Patriot)

 

Secreto Bancario Suizo

 

El paraíso fiscal más famoso por su secreto bancario es Suiza, aunque otros países, tales como Liechtenstein, Panamá, Hong Kong y Singapur, también poseen leyes muy estrictas sobre el secreto bancario. El secreto bancario suizo es considerado el más fuerte en todo el mundo y está ratificado en la legislación suiza por la Ley Bancaria Suiza de 1934.

 

Aunque la ruptura del secreto bancario suizo resulte en una sentencia condenatoria, el principio del secreto se ha desgastado con el tiempo. Regulaciones contra el lavado de dinero introducidas en el 2004 provocaron el fin de las cuentas numeradas y de las cuentas bancarias anónimas, reforzadas por la adopción de la estricta norma KYC (conozca su cliente), que asegura que cada cliente debe ser propiamente identificado por los bancos antes de abrir una cuenta.

 

Recientemente Suiza ha adoptado las normas de la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico) que regulan la transparencia financiera internacional y el intercambio de información entre bancos. Previamente, Suiza dejó muy clara la distinción entre fraude fiscal y evasión fiscal; así, la banca offshore de Suiza no cooperaría con gobiernos extranjeros interesados en la evasión fiscal, la cual no es vista como un crimen. Sin embargo, sí proveerá información sobre las cuentas de sus inversores extranjeros cuando reciba evidencias concretas específicas de evasión fiscal de parte de la autoridad extranjera.

 

Secreto Bancario en Uruguay y Panamá

 

Tanto Uruguay como Panamá aún cuentan con algunas de las leyes más fuertes del mundo sobre el secreto bancario. Mientras que otros países se han visto forzados a suavizar su legislación, estas jurisdicciones han logrado hasta el día de hoy evitar llamar la atención y mantener su soberanía. En Uruguay nunca se podrá romper el secreto bancario por cuestiones impositivas; solamente puede ser violado en el caso de que la persona involucrada sea declarada culpable y condenada por un crimen real, no vinculado a impuestos.

 

La ley establece que las personas protegidas: "no pueden proporcionar ninguna información respecto a fondos o valores en cuentas corrientes, cuentas de ahorros o cualquier otra cuenta perteneciente a una persona natural u organización jurídica. Tampoco podrán divulgar  información confidencial recibida de sus clientes o sobre los mismos. Las operaciones y toda la información mencionadas están protegidas por el secreto profesional, pudiendo ser reveladas únicamente mediante la autorización expresa y por escrito de la parte interesada o por una resolución basada en la justicia penal, o en la autoridad judicial competente cuando el subsidio de menores esté en riesgo y, en todos los casos, deberá sujetarse a las responsabilidades más estrictas de cualquier daño resultante de la falta de una solicitud bien fundamentada. Ninguna otra excepción, más allá de las establecidas bajo esta ley, será admitida. Aquellos que no cumplan con este artículo serán condenados a prisión por un período de tres meses a tres años.”    


Panamá también cuenta con leyes muy fuertes sobre el secreto bancario. El Código Legal panameño, en su Artículo 74 del Decreto 238, impide que la comisión bancaria en Panamá realice investigaciones sobre clientes individuales. Toda información descubierta dentro de estas actividades regulatorias no puede ser revelada, salvo por intimación de una corte judicial de Panamá. Cualquiera que viole esta ley estará sujeto a lo dispuesto por el artículo 101 que establece que: “Cualquier persona que facilite información en violación de este Decreto Ministerial, o que viole alguna de las prohibiciones establecidas en el mismo, estará obligada al pago de una multa determinada por la Comisión Bancaria, sin perjuicio de las obligaciones penales y civiles aplicables.



El Artículo 170 va aún más lejos. "Cualquier persona que, en el ejercicio de su ocupación, trabajo, profesión, o actividad, obtenga información confidencial cuya divulgación pueda causar daños y que la revele sin el consentimiento de la parte involucrada; o cuando la divulgación de esa información no era necesaria para salvaguardar una causa más importante, será castigada con prisión por un período de 10 meses a 2 años, o mediante el pago de multa, y será impedida de desempeñarse en su ocupación, trabajo, profesión o actividad por no más de 2 años”.



Aunque estas leyes son muy rigurosas en el papel, es importante recordar que algunas veces lo que está escrito no es físicamente implementadas. La ley de confidencialidad de la información del cliente en las Islas Caimán es provista por la Ley de Relaciones Confidenciales, cuyo significado literal es muy estricto y claro. Aquellos que ilegalmente rompan el secreto bancario deben enfrentar una pena de prisión. Pero en la práctica, muchas veces, la divulgación de información, mientras respaldada por los Estados Unidos o por otra autoridad en altos impuestos, no tuvo repercusión alguna para el informante.


Lo más importante que debemos recordar al evaluar las cuentas bancarias offshore como posibles lugares donde mantener a salvo su riqueza es que no estén atadas a ninguna jurisdicción. Como las leyes y los gobiernos cambian, lo mismo pasa con el secreto bancario y con las relaciones entre naciones.

 

banca privada | cuenta bancaria privada | servicios financieros | links

 

       Aviso Importante:
       - CCG NO BRINDA CONSEJOS IMPOSITIVOS DE NINGÚN TIPO. ES DE RESPONSABILIDAD DEL CLIENTE EL CUMPLIMIENTO DE LAS LEYES DE SU
         PAÍS. NI CCG NI NINGUNA DE SUS FILIALES ES UN BANCO REGISTRADO. EL CENTRO DE ARBITRAJE DE CCG ES NASSAU, BAHAMAS.

 

©Copyright 2003-2014, Todos derechos Reservados, Capital Conservator Holdings LLC.